Usando pajitas reutilizables ayudamos a la fauna marina

pajitas reutilizables

Actualmente las pajitas desechables suponen el 4% del total de residuos plásticos. Teniendo en cuenta que es uno de los productos con un uso más efímero que existe, se trata de un porcentaje altísimo. Estos productos se usan generalmente en fiestas, bares y locales donde se consume cualquier tipo de bebida.

Desgraciadamente, una gran cantidad de pajitas acaban en el mar y, aunque corresponde sólo a una parte del plástico oceánico, su pequeño tamaño las convierte en un grave peligro para los ecosistemas marinos. Esto se debe a que son consumidas por los peces y se enredan en algunos animales, suponiendo una amenaza para la fauna marina.

¿Qué alternativas existen?

Por suerte, desde hace un tiempo la sociedad es consciente de este problema y muchas empresas -sobre todo restaurantes de comida rápida- se han visto obligadas a sustituir las pajitas desechables por alternativas biodegradables de cartón.

Aunque son respetuosas con el medioambiente, estas pajitas no nos solucionan el problema de la durabilidad ya que siguen siendo de un solo uso. En cambio, existen alternativas con una vida útil mucho más prolongada y que suponen una alternativa aún más sostenible a las pajitas de plástico.

Tipos de pajitas reutilizables

Como hemos visto anteriormente, hoy en día tenemos la posibilidad de elegir entre distintas alternativas sostenibles a las opciones desechables: existen tanto pajitas biodegradables como reutilizables. Existen tres tipos: de papel, de acero inoxidable y de silicona. ¿Quieres conocer sus ventajas?

Pajitas de papel

Se trata de la alternativa más sencilla y asequible -en precio- para grandes cantidades. Los restaurantes de comida rápida las han sustituido por las antiguas de un solo uso, pero como ya hemos visto, no son reutilizables, aunque al menos son biodegradables. Por lo tanto, se trata de una opción económica y biodegradable, ideal para situaciones de gran demanda.

Pajitas de acero inoxidable

Esta variante hecha de metal nos aporta una mayor durabilidad. Al ser de un material tan resistente, son reutilizables, aunque a pesar de su dureza se pueden doblar y adaptar a la altura deseada. Por el contrario que las de papel, no son lo más recomendado para situaciones en las que necesites miles de unidades. Sin embargo, sí que representan una buena elección para utilizar en pequeños eventos, incluso en casa.

Te estarás preguntando que al ser reutilizables, ¿cómo debemos limpiarlas? Pues bien, está todo pensado para volver a utilizarlas. Los packs de pajitas de metal, incluyen cepillo de limpieza y bolsa biodegradable para transportarlas. También son aptas para el lavavajillas, por lo que eliminar cualquier residuo de bebida o comida no será un problema.

Pajitas de silicona

Suponen una alternativa del gusto de los más pequeños. Son de colores, blanditas y el diámetro es mayor que el de las normales. Son reutilizables y, al igual que ocurre con las que están hechas de acero inoxidable, incluyen un cepillo. Dentro de este tipo de producto existen diferentes modelos:  curvadas, rectas y en diferentes tamaños, ¡para que puedas elegir la que mejor se adapte a ti!

Como puedes observar existen pajitas ecológicas que nos aportan una alternativa sostenible frente a las desechables -que tanto dañan los ecosistemas marinos-. Aprovechemos esta oportunidad de ayudar al entorno con un gesto tan simple como beber.

Fuentes:

✿ Pajitas biodegradables y ecológicas ✿: toda la info para beber sin plástico

Las pajitas de plástico, principal fuente de las basuras marinas

Categorías
Volver a las noticias

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba