Ideas para reutilizar cepillos de dientes

reutilizar cepillos de dientes

¿Sabías que se debe renovar el cepillo de dientes cada tres meses como máximo? Una buena manera de acordarte es hacerlo con el cambio de estación. Llega el invierno, ¡cambio de cepillo! Ahora la primavera… ¡nuevo cepillo de dientes! De este modo, al año, cada persona debe utilizar un mínimo de cuatro cepillos, lo que supone un gasto bastante elevado de recursos. Por eso, una vez dejan de ser útiles para limpiarnos la boca, debemos pensar en darles una nueva vida.

Cómo reutilizar cepillos de dientes viejos

Los cepillos de dientes están pensados, por su función principal, para limpiar hasta las zonas más pequeñas y complicadas. Por ello, su “segunda vida” puede estar destinada a fines similares: limpiar zonas de la casa, recovecos entre muebles, pequeñas manchas en la ropa, etc. Incluso pueden emplearse para limpiar las uñas o la piel, especialmente para personas que trabajen con pintura o cualquier otro producto que pueda acumularse en esas zonas. Para limpiar la piel de tinta o pintura, las cerdas de fibra sintética fuerte ya usadas estarán más suaves y permitirán hacerlo sin dañar la piel.

Una vez los cepillos ya no puedan emplearse para la higiene personal, y antes de despositarlos en el contenedor gris, piensa que tardan alrededor de 500 años en descomponerse y dales un nuevo uso. Recuerda, además, que no deben tirarse en el contenedor amarillo porque no son un envase.

Qué objetos puedes limpiar con un cepillo de dientes

Otra forma de reutilizar cepillos de dientes también pueden emplearse para limpiar ciertos utensilios de cocina. Por ejemplo, los ralladores, que pueden acumular restos de comida y tienen muchas zonas de difícil acceso quedarán perfectamente limpios si utilizas un cepillo. Otros elementos como cuchillos, tenedores, ollas, cazuelas e incluso suelos y paredes de la cocina también pueden acumular restos de comida o suciedad que resulten complicados de limpiar. Para ello, los cepillos de dientes te ayudarán por su pequeño tamaño. Emplea quitagrasas o jabón y agua y cualquier superficie quedará como nueva.

¿No sabes cómo limpiar ese par de zapatos que antes era blanco? ¿Notas que la suela tiene algunas piedras incrustadas? Limpiar calzado a veces es difícil por los materiales que lo componen, que pueden ser delicados y estropearse si lo metes en la lavadora. Por ello, emplear un cepillo de dientes y algún producto específico para este fin es muy buena opción. Además, si tienes alguna pequeña piedra incrustada en la suela, te servirá también para retirarla.

Las juntas de paredes o suelos hechas de azulejos son una zona también complicada. Con un pequeño cepillo de dientes y productos específicos para blanquearlas las dejarás como nuevas. Además, los espacios entre electrodomésticos o zonas complicadas de los muebles de cocina y baño también serán más accesibles de este modo.

Si aún no sabes cómo reutilizar cepillos de dientes que ya no servirá para repartir la pasta de dientes en tu boca o has decidido optar por cepillos de dientes eléctricos, recuerda que existen muchas opciones para reutilizarlo antes de depositarlo en el contenedor correspondiente.

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar hilo de plástico
Leer más
¿La esponja es reciclable?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba