Cómo reciclar plástico para hacer ladrillos

cómo reciclar plástico para hacer ladrillos

Los ladrillos son bloques de tamaño pequeño-medio que se utilizan en construcción y, normalmente, están hechos de arcilla.

Pero, ¿por qué se trata de un material tan contaminante? Entre otras cosas, la fabricación de ladrillos requiere mucha energía, lo que provoca un importante impacto ambiental. Por eso se han desarrollado alternativas que reducen el consumo y hacen que las construcciones sean más sostenibles.

Ladrillos con plástico procedente de envases

Las alternativas sostenibles a los ladrillos tradicionales son los ladrillos ecológicos, fabricados mediante procesos menos agresivos con el medio ambiente.

El proceso de cómo reciclar plástico para hacer ladrillos tiene su origen en Argentina. El diseño procede del Centro de Investigación Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), donde desarrollan dos tipos de proyectos de ladrillos reciclados.

Ventajas de los ladrillos ecológicos

En comparación con los ladrillos tradicionales, los ladrillos hechos con material reciclado son más resistentes al fuego, poseen mayor resistencia mecánica, similar absorción del agua, buen comportamiento a la intemperie, mejor aislamiento acústico y pueden ser cortados y clavados con facilidad. Dependiendo de los materiales, además, las propiedades de los ladrillos serán diferentes. Por ello es importante conocer las distintas ventajas y elegir lo que mejor se adapte a cada necesidad.

Ventajas de los ladrillos reciclados

  • Ahorro energético, especialmente si el proceso se completa de manera casera. El gasto de energía será menor que el empleado en fabricar ladrillos tradicionales.
  • Menor impacto ambiental y, por lo tanto, mayor respeto por la naturaleza.
  • Algunos modelos son más aislantes frente a la humedad, el ruido, el calor o el frío.
  • Los ladrillos ecológicos son más ligeros, más rápidos de fabricar y requieren menos esfuerzo.

En especial, los ladrillos fabricados con plástico reciclado tienen algunas ventajas específicas respecto a los de barro cocido:

  • Aislamiento térmico hasta cinco veces mayor que los ladrillos comunes.
  • Gracias a ese mayor aislamiento térmico, se necesitan menos unidades para un mismo resultado, puesto que no hace falta construir paredes tan espesas.
  • Son más ligeros, hasta un kilo menos.
  • Son bastante resistentes al fuego. Según algunos ensayos de propagación de llama, se encontrarían en la clase RE 2, destinada a materiales de muy baja propagación.

Además de ser respetuosos con el medio ambiente por fabricarse a partir de material reciclado, los ladrillos de plástico no requieren la utilización de suelo fértil por lo que respetan los espacios naturales, y se moldean con máquinas manuales en lugar de cocerse en grandes hornos, ahorrando emisiones de gases y evitando la tala de árboles.

Cómo se fabrican los ladrillos de plástico

El plástico que se utiliza para fabricar este tipo de ladrillos es el poletilen-tereftalato (PET), procedente de envases de plástico reciclados. Este material se combina con un cemento y un aditivo químico que facilita la adherencia entre partículas de plástico y cemento. En cada ladrillo se emplean alrededor de 20 botellas o envases reciclados.

Puedes fabricar ladrillos reciclados en tu casa

El proceso para fabricar ladrillos puede replicarse en casa siguiendo unos sencillos pasos. Con los ladrillos resultantes puedes construir un hogar para tus mascotas o cualquier cosa que se te ocurra… ¡es cuestión de imaginación!

  1. Reúne todas las botellas o envases de plástico que puedas, incluyendo los tapones.
  2. Rellena las botellas con otros envases, papel de aluminio o film transparente. Cualquier elemento que se deposite en el contenedor amarillo te servirá.
  3. Intenta que los materiales queden tan compactos como sea posible dentro de la botella. Para ello, ayúdate de algún elemento (un palo o utensilio de cocina) y empuja todos los materiales hasta el fondo.
  4. Cuando la botella esté llena, ciérrala con su tapón.

Así tendrás un ladrillo ecológico, resistente, pero quizás no muy estable. Puedes seguir algunos pasos más para conseguir un bloque de construcción:

  1. Piensa las medidas que utilizarás para cada bloque de construcción y haz un molde de madera con esas medidas.
  2. Dentro del molde, coloca los ecoladrillos y vierte una mezcla de cemento en los huecos a rellenar.
  3. Espera a que se seque y, una vez seco, desmóldalo para sacar tu bloque listo para construir.

Los ladrillos ecológicos son, por lo tanto, una buena opción para reciclar todo tipo de envases de plástico. Además, no solo se pueden fabricar con ese material, sino que también existen ladrillos de papel, ladrillos hechos a partir de latas, e incluso fabricados con cáscaras de cacahuetes.

Fuente: Ecología verde

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Cómo reutilizar residuos
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba