¿Qué hacer con palets reciclados?

palets reciclados

Los palets -también conocidos como palés o pallets- son armazones, generalmente hechos de madera. También  pueden ser de plástico u otro material y se emplean para mover grandes cantidades de material con la ayuda de pequeñas grúas llamadas elevadoras o transpaletas. El origen de esta herramienta no está claro, ya que podría haber sido el ejército de Estados Unidos o los europeos, durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Lo sabías?

La madera es el material que más se utiliza para su elaboración, puesto que es resistente, económico y se puede reutilizar o reciclar fácilmente. Además, es una alternativa para almacenar dióxido de carbono, ya que cada metro cúbico de madera alberga alrededor de una tonelada de CO2- .Por lo tanto es un material muy respetuoso con el medioambiente. ¡Todo ventajas! Pero, una vez cumplida su función, ¿qué debemos hacer con los palets?

Cómo funciona el reciclado de palets de madera

La primera opción para reciclar palets es su reutilización. Una vez han cumplido su ciclo funcional, si los palets siguen en buenas condiciones, las empresas especializadas en gestión de residuos no peligrosos se encargan de ponerlos de nuevo en circulación. Como se trata de materiales resistentes, los palets pueden reutilizarse entre 6 y 10 veces. En ese proceso, las empresas que los gestionan son responsables de abastecer a las fábricas o compañías que los necesiten.

En los casos en que el palet ya no está en condiciones de ser reutilizado, se debe reciclar para proteger el medioambiente. El proceso de reciclaje se divide en varias fases:

  1. Recogida: las empresas encargadas de gestionar estos residuos recogen los palets en grandes camiones.
  2. Clasificación: los palets se separan por calidad, tipo y desperfectos.
  3. Reparación: hay casos en los que el palet, en lugar de desecharse, se puede reparar. Para ello es necesario examinar la tipología del mismo e identificar y reparar los desperfectos que obligaron a sacarlo de la circulación.
  4. Desmontaje: cuando la reparación resulta imposible, los palets se desmontan para obtener piezas que puedan servir en el arreglo de otros palets. Los restos que no puedan reutilizarse serán tratados y reciclados como biomasa.
  5. Almacenaje: una vez se reparan, los palets servibles se almacenan clasificados según sus características.
  6. Expedición: el último paso es la reentrada al mercado, a través de la venta de los palets reciclados que pasan de ser residuos a ser un material totalmente servible y muy demandado.

Los residuos que quedan inservibles y deben ser reciclados se gestionan a partir de la clasificación, en la que se separan de aquellos palets que sí pueden volver a utilizarse, tras haberse depositado en un punto limpio. Después de esa fase, la madera pasa un proceso de triturado que la convierte en astillas, virutas o serrín. Posteriormente, los restos se gestionán como como biomasa; una materia muy demandada para compostaje, industrias u otros fines. Los usos que se pueden dar a este material son muy distintos, desde sustratos para plantaciones, producción energética, elaboración de nuevos productos como tableros, etc.

Muebles de palets 

Otra alternativa en la reutilización de palets son las manualidades que se pueden hacer con ellos. Los muebles de palets son una alternativa sostenible que puede dar un aspecto original y cuidado a distintas zonas de un hogar. Además, generalmente son sencillos de hacer y ofrecen muchas posibilidades.

Además, el reciclado de palets de madera presenta muchas posibilidades distintas en el mundo de la decoración: macetas, cuadros, cabeceros ¡y hasta lámparas! pueden construirse con este elemento.

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué tipos de reciclaje existen?
Leer más
¿Dónde tirar el aceite usado?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba