Porta bocadillos reutilizables

portabocadillos

¿Quién no ha optado por comerse un bocadillo cuando no tenía ganas de elaborar comidas más complicadas? ¿Recuerdas los bocadillos que llevábamos al recreo cuando íbamos al colegio? ¿Y los que llevan ahora los más pequeños? ¡Incluso si vas a pasar el día al campo o a la montaña, no hay nada como un buen bocadillo!

A partir de algo tan sencillo como una barra de pan, podemos crear bocadillos de muchos tamaños y sabores, mezclando ingredientes al gusto de cada persona. Una de las grandes ventajas de los bocadillos es su facilidad a la hora de transportarlos. Ofrecen una alternativa económica para comer fuera de casa al tratarse de comida casera, ideal para aquellas situaciones en las que necesitamos comida para llevar.

El problema que conlleva la ingesta de este tipo de alimento es el consumo asociado de materiales desechables que son realmente perjudiciales para el medioambiente. Actualmente existen alternativas sostenibles para transportar y conservar nuestros sandwiches y bocadillos. Los materiales de un solo uso como son el papel de aluminio y el papel film, hecho de plástico, son fácilmente reemplazables por productos menos dañinos para el planeta.

Sabemos que los bocadillos están muy presentes en nuestro día a día, por ejemplo, en la escuela, donde los más pequeños los consumen en el recreo; en el trabajo, para el aperitivo de media mañana; para cualquier excursión; e incluso está presente en la mayoría de nuestras meriendas. Eliminar el papel de aluminio o el film transparente de todos estos ámbitos es un gesto que puede marcar la diferencia.

Tipos de portabocadillos

Actualmente, podemos encontrar varios tipos de envases reutilizables para guardar nuestros bocadillos que cumplen con los requisitos de sostenibilidad y calidad, de tal manera que conserven nuestros alimentos de la mejor manera posible. Podemos clasificar los tipos de portabocadillos en función del material del que están fabricados.

Por un lado, tenemos la opción generalmente más económica que son los de plástico PVC y aluminio. Gracias a que su interior está revestido con aluminio aislante, este tipo de envase ayuda a conservar los bocadillos fríos o calientes para que cuando llegue el momento de comerlos estén como recién hechos. El material que lo forma lo hace resistente y fácil de limpiar.

Otra opción son los de silicona. Se trata de fundas reutilizables elaboradas en un tipo de silicona especial, que permite envolver cualquier porción de comida de manera sencilla y respetuosa con el medioambiente. Gracias a su carácter elástico, la funda queda perfectamente ajustada alrededor del bocadillo.

Por último, existen las fundas de tela. Las fundas de tela cuentan con las mismas ventajas que las fundas de silicona y plástico PVC combinado con aluminio: son fáciles de lavar, ayudan a conservar los bocadillos frescos y su impermeabilidad evita que puedan desprenderse manchas fuera del envoltorio.

Las fundas de tela cuentan con dos beneficios adicionales. Por una parte, ofrecen una mayor durabilidad que las otras dos opciones y, por otro lado, son muy fáciles de guardar, debido a que no ocupan apenas sitio ni tampoco pesan.

Hoy en día, los portabocadillos nos ofrecen una posibilidad sostenible para llevarnos nuestros bocatas donde lo necesitemos. Es una elección reutilizable, lavable, respetuosa con el medioambiente y mucho más atractiva debido a que los diseños y estampados son más llamativos que los clásicos papeles de aluminio y plástico film.

Porta bocadillos reutilizable para generar menos residuos

Portabocadillos. Reutilizables y personalizados

Portabocadillos barato de plástico pvc y aluminio

PORTABOCADILLOS SILICONA 100% LEKUE – Tienda Online de Menaje Chacón

Categorías
Volver a las noticias

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba