¿Por qué usar platos y vasos de plástico reutilizables?

Por qué usar platos y vasos de plástico reutilizables

Es un error muy común y generalizado pensar que todos aquellos productos de plástico no son sostenibles. Sobre todo este pensamiento se asocia a utensilios como vasos, platos, pajitas, cubiertos y, en general, todos los relacionados con la comida.

Pero es importante ser conscientes de que no es lo mismo un plato de plástico desechable, que uno reutilizable, al igual que ocurre con los vasos reutilizables como ya vimos en un artículo anterior . Aun así, podemos llegar a preguntarnos, ¿por qué debería comprar platos reutilizables si son de plástico igualmente? O, ¿son estas alternativas reutilizables tan útiles como dicen?

Estos utensilios suponen una alternativa frente a los productos tradicionales de cristal y porcelana que están presentes en la gran mayoría de nuestros hogares. Es cierto que estos productos son más duraderos y resistentes, pero también son más caros, menos flexibles y más pesados.

Esto, en ciertas ocasiones, puede suponer una gran desventaja. Por ejemplo, si necesitamos sacar la vajilla de casa para una celebración como un cumpleaños, o simplemente porque necesitamos comer fuera de casa, la ligereza de la alternativa de plástico reutilizable es mucho más ventajosa para nosotros. Además, el hecho de estar hechos de plástico lo convierte en la mejor opción para que lo usen los niños sin riesgo de que se rompan y los convierte en una alternativa ideal para el servicio de catering.

Ventajas de usar platos y vasos reutilizables

Para responder las cuestiones que hemos planteado anteriormente es indispensable conocer las ventajas que nos ofrecen estas alternativas frente a las de usar y tirar. Como hemos ido adelantando anteriormente, usar platos y vasos de plástico reutilizables frente a los clásicos desechables nos permite tener una serie de ventajas que vamos a analizar en detenimiento:

  • Son respetuosos con el medioambiente. Priorizar su uso respecto a los platos y vasos de usar y tirar consigue ahorrar recursos naturales y a reducir las emisiones de CO2 que se generan durante el proceso de transporte, es decir, nuestro comportamiento hace que este producto sea responsable con el planeta y que apueste por la sostenibilidad.

Además, gracias al hecho de ser reciclables, al finalizar su vida útil se trituran para convertirse de nuevo en materia prima y poder así fabricar nuevos productos con su material.

  • Ofrecen una mayor durabilidad. Al estar hechos de materiales más resistentes tienen una vida útil mucho mayor y aguantan mucho más que los de usar y tirar. Es mucho más difícil que se rompan y por lo tanto cumplen mejor su finalidad.
  • A la larga son más económicos. A pesar de que su precio es más caro y, por lo tanto, requieren una inversión inicial mayor, pronto se obtiene una rentabilidad. Esto se debe principalmente a que con la compra de un vaso reutilizable nos evitamos comprar decenas, e incluso centenas, de vasos de plástico desechables.
  • Es un producto lavable. Para que pueda ser reutilizado en las mismas condiciones una y otra vez evidentemente necesita pasar por un proceso de lavado. Estos vasos están fabricados de un material que nos permite lavar a altas temperaturas sin que se deformen ni pierdan calidad. Además, existen tanto platos de plástico reutilizables como vasos que permiten ser lavados incluso en el lavavajillas.


Tal y como hemos visto, el plástico no siempre es igual a desechable, y existen utensilios que, fabricados con este material, pueden ser una gran ayuda en el camino hacia un futuro sostenible. ¡Utilizarlos está en nuestras manos, súmate al reto de la sostenibilidad!

Fuentes:

Alternativas al plástico: Ventajas y desventajas – EnergyaUso del vaso reutilizable hacia una cultura sin plástico – Educación Ambiental

Uso del vaso reutilizable hacia una cultura sin plástico – Educación Ambiental


Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba