¿Qué pasa con el metal reciclado?

metal reciclado

El metal reciclado supone un importante ahorro de recursos. El impacto de la industria en el medio ambiente se ve significativamente reducido: la contaminación y los desechos de la minería se reducen un 70%, el aluminio reciclado contamina un 95% menos que el virgen y una lata de refresco reciclada supone un ahorro equivalente a 3 horas con la televisión encendida.

Muchos materiales metálicos, además, tienen una gran ventaja: se pueden reciclar muchas veces. El aspecto menos positivo es que no se puede hacer en casa, ya que los procesos de tratamiento son complicados y deben llevarse a cabo en plantas especializadas.

Reciclar metal: ¿dónde lo tiro?

El contenedor donde desechar el metal depende de su forma y estado. Lo más común es querer reciclar envases de metal o elementos pequeños, como tapas de botes de cristal. En estos casos, siempre que el objeto esté limpio de químicos o restos de lo que contenían, deberán tirarse en el contenedor amarillo. En caso de tener residuos, deberán depositarse en un punto limpio, donde también deben depositarse otros objetos como sartenes, utensilios o herramientas.

La mayor parte de los metales pueden fundirse para crear nuevos metales. El aluminio, plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro son reciclados fácilmente cuando no están mezclados con otros elementos. Se funden y cambian de forma o adaptan la misma que la anterior, reduciendo en gran medida los costes de producción y el impacto medioambiental.

El proceso de reciclado del metal

Pero, ¿qué pasa con los metales después de tirarlos? El proceso de reciclado empieza cuando el usuario separa sus residuos. Luego, se recogen y clasifican los distintos metales, para procesarlos por separado.

Las latas de aluminio y acero se comprimen para llevarlas a la planta de reciclado correspondiente. Luego, se trituran y un imán separa el acero del aluminio. Cada uno de los metales, desde este momento, sigue un proceso diferente. El aluminio se funde y se convierte en lingotes que luego se transformarán en nuevas latas u objetos. El acero, por su parte, también será fundido y transformado en nuevos objetos como las latas de conservas, hechas en su mayoría de acero con una capa de estaño interior que evita la oxidación.

¿Qué metales son reciclables?

Los objetos de metal que pueden reciclarse incluyen latas de conservas o cerveza, tapas de tarros de cristal, botones, chapas, papel de aluminio, alfileres, alambres, sartenes o cacerolas, entre otras cosas.

Los objetos cotidianos de metal que pueden reciclarse suelen tener una mezcla de distintos materiales u otros elementos, Por ello, el primer paso del tratamiento es separar esos compuestos, pero eso no significa que no sean reciclables. Los metales reciclables son:

  • Acero: Se trata de un metal muy común que se puede encontrar en coches, electrodomésticos, latas o clavos, entre otras cosas. Los productos de acero son de larga duración y, además, es un material que no pierde propiedades al ser reciclado.
  • Aluminio: Este metal está presente en objetos como latas de refresco. La producción de aluminio virgen supone un gran gasto (15.000kw/h por cada tonelada), además de una gran contaminación, por lo que su reciclaje supone un ahorro enorme.
  • Otros metales: El cobre, bronce, latón, plomo, oro, plata, etc, pueden reciclarse, aunque el proceso de reciclado es algo más costoso, siempre es menor que el gasto que se hace en producirlos de cero.

Los metales que no pueden reciclarse son aquellos que están contaminados, como cubos de pintura o residuos tóxicos o latas de aerosoles. Estos residuos deben depositarse en un punto limpio.

Además, puedes consultar todas tus dudas sobre reciclaje con  A.I.R-e, el primer asistente virtual de Ecoembes, para aseguraros de que estáis depositando cualquier desecho en el contenedor adecuado.

Fuente:

http://www.redcicla.com/metal.html

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar cremas caducadas
Leer más
¿Dónde tirar sprays?
Leer más
Dónde tirar macetas de plástico
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba