Los efectos en el medioambiente de la electricidad

Nuestro modo de vida actual ha convertido la electricidad en una necesidad imprescindible. Además, las energías no renovables siguen siendo a día de hoy la principal fuente energética en todo el mundo. En consecuencia, y añadiendo el hecho de que la población ha crecido considerablemente, esto ha provocado un aumento de la demanda de energía

Asimismo, el consumo irracional de la energía eléctrica ha provocado consecuencias irreversibles en el medioambiente. La emisión de gases de efecto invernadero, el cambio climático y el agotamiento de los recursos son solo algunas de las consecuencias derivadas de la dependencia energética del modelo de vida predominante en la sociedad actual. 

Impacto en el medioambiente de la electricidad

Actualmente, gracias a la concienciación social y al auge de las energías renovables y alternativas a las tradicionales, la electricidad y el medioambiente están más conectados que nunca, por los impactos negativos que produce el consumo energético en el ecosistema. 

Cada año, la demanda energética crece debido al aumento de la población y a la digitalización de la sociedad. Asimismo, esto aumenta el consumo de recursos naturales, las emisiones de gases y la generación de residuos. Todo ello, causa un impacto en el medioambiente que se traduce en la degradación de la capa de ozono, el cambio climático y la degradación de la biodiversidad. 

Según la estadística de Statista, en 2020 la emisión de gases de efecto invernadero del sector energético, en España, fue de 199,32 millones de toneladas de Co2. 

Fuentes de energía renovables y fuentes no renovables 

Toda electricidad generada en una planta energética emite Gases de Efecto Invernadero (GEI), tanto en su fabricación, como en su consumo. 

Sin embargo, dependiendo del tipo de energía primaria utilizada, podemos clasificar las fuentes de electricidad en dos grandes grupos: las fuentes de energía renovables y las fuentes no renovables

  • Fuentes de energía no renovables. El uso de energías fósiles lleva consigo una enorme huella ecológica por la explotación de recursos naturales que acarrea la pérdida de biodiversidad, la contaminación de agua y altas emisiones de Co2. Algunas de las fuentes no renovables más consumidas son: el petróleo, el carbón y el gas natural. Todas estas fuentes de energía suponen un costo elevado para el medioambiente en todas las etapas de su obtención y de su consumo. 
  • Fuentes de energía renovables. Estas alternativas suponen un impacto menor en el medioambiente en comparación a las anteriores. Algunas de las energías renovables más consumidas son: la energía eólica, la energía solar con placas solares, la energía hidráulica y la energía nuclear

En definitiva, la demanda creciente de la energía eléctrica tiene un impacto catastrófico para nuestro ecosistema. Como sociedad, debemos concienciarnos y apostar por fuentes de energías renovables que hagan menos daños al medioambiente, tanto en su producción como en su consumo. 

Enlaces relacionados: 

¿Cómo afecta el consumo de energía al medioambiente? | Blog EnergyGO 

Cómo afecta la producción eléctrica al medio ambiente 

Impacto del consumo de energía en el medioambiente | Primagas 

Sector energético en España: emisión de gases de efecto invernadero | Statista 

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Sabes qué es una ecoaldea?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba