Hornear de manera sostenible también es posible

Generalmente, cuando vamos a hornear cualquier alimento, como magdalenas o bizcochos, utilizamos materiales desechables de un solo uso para evitar que nuestra deliciosa receta se desaproveche pegada en la bandeja del horno. Estos materiales suelen ser papel de horno o, en su defecto, papel de aluminio. La función de estos papeles es evitar que, durante el horneado, los alimentos queden adheridos al metal de la bandeja, pero siempre evitando alterar el proceso de cocción o el sabor de nuestras recetas.

A pesar de que no son materiales cuyos residuos generen un grave impacto ambiental en comparación con otros, sabemos que existen alternativas mucho más ecológicas que pueden sustituir a estos materiales, y que cumplen de igual manera, o mejor, con su función. La principal razón para buscar sustitutivos, es que el papel de horno y el papel de aluminio tienen una vida útil muy corta, ya que se trata de productos de un solo uso.

Pero esto no quiere decir que hornear de una manera sostenible no sea posible. Como ya hemos dicho, hoy por hoy existen alternativas a estos productos que respetan el medioambiente. Se trata de alternativas que cumplen su función y ayudan a cuidar del planeta. Imagina la cantidad de recursos que se ahorrarían en la fabricación de materiales si, en lugar de utilizar productos de usar y tirar, nos decantamos por opciones que apuestan por la sostenibilidad.

Entre las diferentes posibilidades que existen están los tapetes de silicona, las rejillas de acero inoxidable, bandejas de cristal o el papel de horno reutilizable. Todas ellas son opciones mucho más respetuosas con el medioambiente que los materiales desechables, y, por lo tanto, generan menor impacto ambiental en el planeta.

¿Cuál es la mejor opción para hornear de manera sostenible?

El papel de horno reutilizable es la opción más económica de todas. Es cierto que su precio es mayor que el de el papel de horno de usar y tirar al que estamos acostumbrados, pero su carácter reutilizable hace que a la larga no sea solo un beneficio medioambiental, sino también para nuestros propios bolsillos, al evitarnos tener que comprar artículos de un solo uso de manera reiterada. Es decir, elegir alternativas sostenibles es una ventaja tanto para el entorno, por su carácter ecológico, como para los consumidores, por el ahorro a largo plazo que conlleva su uso.

Hoy en día disponemos de muchas versiones diferentes de papel de horno reutilizable. Su aspecto es muy parecido al corriente con el que estamos acostumbrados a cocinar, y al igual que este, también lo encontramos en forma de finas láminas, pero mucho más resistentes. No obstante, sigue siendo lo suficientemente fino para cortarlo y adaptarlo a las dimensiones de la bandeja de horno, o incluso podemos moldear el papel para forrar moldes o recipientes a nuestro gusto.

Las comidas preparadas en el horno se exponen a temperaturas muy altas, pero este hecho no supone ningún inconveniente para el papel de horno reutilizable, puesto que es capaz de soportar hasta 260 grados centígrados. De esta manera,  podremos cocinar cualquier alimento sin que se pegue ni a la bandeja del horno ni al papel reutilizable, y sin necesitar aceite.

En conclusión, utilizar papel de horno reutilizable es, sin duda, una excelente alternativa para preparar tus platos horneados ayudando al medioambiente.

Fuentes:

Hornear sin generar residuos: alternativas reutilizables amigas del ambiente

Tescoma Papel para Horno Reutilizable, 40 x 36 cm, Tela

Categorías
Volver a las noticias

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba