¿Cómo interpretar la etiqueta de eficiencia energética?

Antes de comprar un electrodoméstico, es importante fijarnos en la etiqueta de nivel de eficiencia energética ya que, supone un ahorro.

Una buena puntuación se traducirá en un ahorro en la factura de la luz en un plazo medio de tiempo. Pero, ¿sabrías interpretar esa etiqueta de forma correcta?

¿Qué es el adhesivo de eficiencia energética?

Se trata de una pegatina que tienen gran parte de los dispositivos electrónicos que, mediante una escala compuesta por siete letras, evalúa el consumo de estos y su ahorro energético. Son letras y colores que siguen el orden alfabético de la A a la G, siendo la A la calificación más alta -y por tanto la opción más eficiente- y la G la más baja.

Asimismo, aporta información sobre el agua empleada en un ciclo de lavado de un lavavajillas o una lavadora y la capacidad de almacenaje o ruido de otros aparatos. En el caso de las etiquetas en edificios, muestran el consumo de energía y emisiones CO2 anual.

En definitiva, estas etiquetas tienen como objetivo conseguir que los usuarios hagan compras más inteligentes y sean capaces de identificar aquellos aparatos que consumen menos energía y son más eficientes.

¿En qué momento caduca esta etiqueta?

Según los expertos, es recomendable comprobar el funcionamiento de los electrodomésticos a los 10 años. Por ello, las etiquetas de eficiencia energética caducan en este plazo.

¿Qué información es obligatoria en esta etiqueta?

Todas las etiquetas de eficiencia energética deben aportar la siguiente información:

  1. Nombre del fabricante.
  2. Qué modelo y marca es.
  3. A qué clase pertenece dentro de la escala de eficiencia energética ( A, B C, D, E, F, G)
  4. Un código QR asociado a la base de datos de la Unión Europea.
  5. Algún pictograma con información relativa al electrodoméstico.

Dependiendo del tipo de aparato estas pegatinas llevarán añadidas algún dato más:

  1. Etiqueta en lavavajillas: incluirá datos como el consumo de energía de cada tipo de programa, la cantidad de menaje que puedes introducir en el programa ecológico y el consumo de agua por dicho lavado. También indicará la duración del programa y el nivel de ruido.
  2. Etiqueta en lavadoras: aportará datos como el consumo de agua por ciclo o la capacidad máxima de carga por programa.
  3. Etiqueta en frigoríficos: la información extra será del espacio disponible para la refrigeración tanto de la nevera como del congelador.
  4. Etiqueta en pantallas de ordenador, televisores o monitores: incluirá notas sobre consumo de energía en el modo encendido, la resolución de la pantalla tanto horizontal como vertical expresada en píxeles y la diagonal de la pantalla indicada en pulgadas y centímetros.

Significado de las letras

El nuevo modelo de clasificación de etiquetado energético establecido en marzo de 2021 dispone de las siguientes letras:

  1. Viene determinada por el color verde oscuro. Su significado es de la más alta eficiencia energética conocida.
  2. Su color es el verde y tiene el mismo significado que la etiqueta A+++ anterior.
  3. Se muestra de color verde claro y se relaciona con la pegatina A ++.
  4. Es de un color amarillo y corresponde con la etiqueta de eficiencia energética antigua A+.
  5. Su color es naranja y se relaciona con la letra A de la clasificación energética antigua.
  6. Se caracteriza por su color naranja intenso y se relaciona con todos los aparatos que tuvieran la etiqueta antigua del grupo B.
  7. Se representan por el color rojo y pertenecen al grupo de electrodomésticos con la eficiencia energética más baja de todas. Aquellos aparatos que anteriormente pertenecían a los grupos C y D estarían en este grupo.

Diferencia en el ahorro entre grupos

¿Te estás preguntando la diferencia de ahorro entre un aparato con etiqueta A y otro con etiqueta G? Nosotros te lo contamos.

Un dispositivo con una etiqueta B consume anualmente 130 kWh y su importe anual es de 28,36€, mientras que uno con etiqueta F consume 404 kWh al año y su importe es de 88.15€.

Por tanto, y tras analizar estos datos recogidos, podemos afirmar que la elección de un electrodoméstico eficiente influye en el precio a pagar en la factura de la luz.

Diferencia entre etiqueta energética y certificado energético

En la mayoría de las ocasiones se suele hablar de estos dos conceptos erróneamente. Es importante destacar que, el certificado energético es un documento que aporta información de manera directa sobre el inmueble, mientras que -como hemos visto a lo largo de este artículo- la etiqueta de eficiencia energética aporta datos sobre el grado de eficiencia energética de cada uno de los aparatos electrónicos.

Nos encontramos estos últimos años viviendo una tendencia alcista del precio de la luz. Este es uno de los principales motivos para comenzar a aprender a darle un mejor uso a los aparatos eléctricos de nuestro día a día.

Fuentes:

¿Qué electrodomésticos disponen de esta etiqueta?

Toca despedirse del A+++

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué es la movilidad sostenible? 
Leer más
Los 10 mitos del reciclaje
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba