Dónde tirar un secador de pelo: ¿contenedor o punto limpio?

tirar un secador de pelo

Los productos electrónicos no suelen tener una vida tan corta como los de alimentación o los que usamos en el hogar en el día a día. Por eso, cuando alguno se estropea tenemos la duda sobre qué hacer con él. Una de las primeras opciones que hay que valorar es si merece la pena arreglarlo, ya que en ocasiones puede ser un fallo mínimo y en un buen taller darían con la solución adecuada y podrían alargar su vida útil. Pero si después de haber barajado esta opción el aparato sigue sin funcionar, hay que pensar cómo deshacerse de él.

Un caso práctico puede ser el de pequeños electrodomésticos, como por ejemplo, dónde tirar un secador de pelo. Seguramente lo tienes desde hace años y ya ha cumplido su misión, ¿pero ahora qué? La solución más sencilla y fácil puede ser tirarlo al contenedor gris, el de resto, pero esto sería un grave error que tendríamos que eliminarlo de nuestra cabeza, ya que darle un correcto tratamiento puede beneficiar al medioambiente.

Este tipo de residuos, por generalizar podríamos decir los que llevan cables, debemos siempre depositarlos en el punto limpio más cercano. De esta manera todas los aparatos o máquinas eléctricas y electrónicas serán reciclados de manera correcta y podrán tener una segunda vida en otro objeto.

Real Decreto sobre Aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos

En agosto del 2018 se realizó una última actualización del Real Decreto 110/2015 sobre la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en donde se dividieron en 7 categorías y que nos va a servir para identificar dónde tirar un secador de pelo:

  1. Aparatos de intercambio de temperatura
  2. Monitores, pantallas y aparatos con pantallas de superficie superior a 100 cm²
  3. Lámparas
  4. Grandes aparatos (con dimensión exterior superior a 50 cm)
  5. Pequeños aparatos (sin ninguna dimensión exterior superior a 50 cm)
  6. Equipos de informática y telecomunicaciones pequeños (sin ninguna dimensión exterior superior a los 50 cm)
  7. Paneles fotovoltaicos grandes (con una dimensión exterior superior a 50 cm)

Con esta nueva segmentación se realizará una recogida más efectiva en el punto limpio para después poderlos tratar correctamente para mejorar la protección ambiental y fomentar su posible reutilización.

Los pasos en el proceso de reciclaje son 7:

  1. Transporte y recogida
  2. Recepción del material
  3. Almacenaje
  4. Pesado
  5. Tratamiento previo: Se separan los materiales que no vayan a ser reciclados
  6. Tratamiento: Obtención de diferentes materiales que se van a recuperar
  7. Tratamiento posterior: Se vuelve a separar los que ya se han podido recuperar directamente de los que necesitan otro proceso.

Tirar un secador de pelo en el Punto Limpio

Antes de nada, nos debemos informar dónde están situados los Puntos Limpios de nuestra ciudad, y debemos elegir el que sea más accesible para nosotros. Es importante tener los residuos en casa ya distribuidos para hacer una gestión más rápida. De todas maneras, el personal de cada uno de ellos te atenderá amablemente resolviendo todas las dudas.

Como normalmente no suelen estar en el centro de las ciudades, lo mejor es esperar a tener varios productos que llevar a este lugar.

Si tienes niños pequeños, puede convertirse en un juego ya que la formación y la concienciación desde edades tempranas es básica para que aprendan todo el proceso de reciclaje.

¿Qué se puede tirar en el Punto Limpio?

Para optimizar el viaje hasta allí, te recordamos qué otros objetos puedes llevar a estas estaciones de recogida selectiva:

Muebles, móviles, electrodomésticos, ordenadores y similares, cds y unidades de almacenamiento, pilas y baterías, espejos y cristales, cartuchos de tinta e impresoras, cámaras de fotos, restos de pintura, halógenos o lámparas fluorescentes, aerosoles y productos químicos, escombros, chatarras, colchones, termómetros, radiografías, medicamentos…

Básicamente se trata de tirar aquí todo lo que tiene cabida en los contenedores de envases, briks, latas; cartón y papel; vidrio; orgánico y resto.

Hay que saber que no todos los puntos limpios aceptan los mismos objetos, por eso es esencial informarse antes en el ayuntamiento de tu ciudad. Por ejemplo, los materiales radioactivos, los residuos orgánicos e infecciosos, neumáticos o materiales explosivos, pueden ser los objetos que más habrá que preguntar para saber a qué sitio llevarlo.

Por último, un aspecto a tener en cuenta es que en los puntos limpios se recogen residuos de particulares, pero no de empresas.

Fuentes:

https://www.felac.com/que-implicaciones-tendra-el-nuevo-real-decreto-sobre-raee-para-el-productor/

http://www.f2i2.net/legislacionseguridadindustrial/Si_Ambito.aspx?id_am=3050

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba