¿Dónde tirar sprays?

Dónde tirar sprays

¿Qué son los sprays?

También llamados pulverizadores, aerosoles, vaporizadores o rociadores. Los sprays son recipientes que contienen líquidos y que, gracias a un dispositivo situado en la parte superior, se expulsan en forma vaporizada.

Los sprays tienen muchos usos, se utilizan para pulverizar pintura, en desodorantes, lacas, colonias, insecticidas, limpieza, ¡incluso para rociar aceite! Pero, ¿cuándo surge este invento?

Es en Francia en 1970 cuando aparece por primera vez el concepto del pulverizador, utilizado en bebidas carbonatadas. Pero no fue hasta 1899 cuando los inventores Helbling y Pertsch patentaron aerosoles presurizados y en 1827 Erik Rotheim patentó una lata de aerosol con válvula.

El primer boom de los aerosoles se dio en 1940 con la fabricación de 50 millones de unidades de un insecticida en spray, utilizado para combatir las enfermedades causadas por insectos durante la II Guerra Mundial. Su gran aceptación por parte del público llevó a las grandes compañías a buscar la forma de aprovechar este nuevo envasado y comenzaron a utilizarse para los usos que conocemos hoy en día.

Fabricados originariamente a partir de latas de aluminio estirado, también comenzaron a componerse de tres piezas de hojalata.

Tras conocer su historia, ¿quieres saber dónde deben reciclarse los sprays? ¡Te lo contamos!

¿Es reciclable?

Buenas noticias, ¡los sprays sí son reciclables! Es estupendo saber que eso que una vez fue nuestro pequeño bote de desodorante, puede pasar a formar parte de otro objeto o convertirse en uno nuevo. En Ecoembes te animamos a que te deshagas del residuo adecuadamente.

Tipo de contenedor

Muy sencillo, si el desodorante tiene un recipiente de vidrio, deberá ir al contenedor verde. Si es metálico (de aerosol) o de plástico deberá ir al contenedor amarillo.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

En el caso de los envases de plástico, el tratamiento que reciban será el habitual: se separan los materiales según tipología al llegar a la planta de tratamiento. Por otro lado, también se segregan según los colores. De esta forma se optimiza el uso de colorantes.

Tras ello, las piezas se rompen y trituran en trocitos pequeños para facilitar el tratamiento.

Después se lavan, cubriendo los trozos con agua y dejando que las impurezas más densas queden abajo. Se seca y centrifuga, eliminando cualquier otra impureza que haya podido quedar. Y ya en la última parte del proceso, se homogeneiza con un proceso mecánico para lograr un color y textura uniforme.

Por otro lado, para los sprays metálicos, primero se vacían en condiciones de seguridad y el metal se limpia, tritura y funde.

Los de vidrio pasarán por otro proceso semejante, en el que también serán clasificados, lavados, triturados y fundidos.

¿Qué se hace con ello después?

El vidrio se usará comúnmente para hacer nuevos envases de vidrio, al igual que el metal de los envases de aerosol servirá para hacer, por ejemplo, nuevos botes de desodorantes.

Por otro lado, los plásticos pueden tener otras vidas convirtiéndose en envases, o en otros productos útiles en la construcción o en lo cotidiano del día a día, como por ejemplo textiles.

Fuentes:

  • www.ecoembes.com
  • https://www.thoughtco.com/history-of-aerosol-spray-cans-1991231
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Cómo podemos reciclar el PET
Leer más
Reciclar tapas de yogures
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba