Dónde tirar macetas de plástico

Dónde tirar macetas de plástico

Si tienes un balcón o terraza, o si quieres decorar una habitación con plantas, tendrás que elegir un hogar para ellas. Las macetas pueden estar hechas de todo tipo de materiales, aunque lo más común es que sean de cerámica o plástico. A medida que las plantas van creciendo, además, habrá que cambiar las macetas para que tengan más espacio y puedan alojar sus raíces cómodamente.

La jardinería es un mundo con muchas opciones en el que la imaginación te ayudará a crear composiciones a tu gusto: puedes elegir colores, formas, tamaños o materiales de todo tipo. Si eliges macetas de plástico debes tener en cuenta tanto sus ventajas como su posterior reciclaje. Una vez hayas vaciado la maceta, piensa primero si es posible darle una nueva vida. Quizás puedas convertirlas en contenedores para almacenar ropa, utensilios o joyas; o incluso modificarlas para hacer elementos de decoración.

Normalmente, las plantas se comercializan en macetas de plástico ligero, endeble y que sirve como “envase” para su transporte. Una vez se ha completado ese proceso, lo más común es mudar la planta a otra maceta más robusta. A la hora de reciclarlas, la primera, más frágil y con una vida útil más corta, debe depositarse en el contenedor amarillo. Las macetas que se utilizan como “hogar” para las plantas, en cambio, deberán depositarse en un punto limpio para poder gestionarlas de manera correcta.

Ventajas y desventajas de las macetas de plástico

¿Por qué elegir macetas de plástico? Existen muchas ventajas que pueden llevarnos a elegir este material en lugar de cualquier otro. En primer lugar, sirve para todo tipo de plantas y son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda ya que son muy comunes. También se trata de un material barato, más que la cerámica o el barro, que son materiales más tradicionales, pero más costosos. Además, en caso de elegir el plástico, una buena opción es buscar macetas hechas con plástico reciclado.

Este material, además, evita la pérdida rápida de humedad ya que no absorbe el agua como sí lo hace el barro, que es poroso. Se trata de una buena opción en caso de no poder regar las plantas a menudo o si tenemos plantas que necesiten estar constantemente húmedas. Estos envases de plástico, además, pesan menos que aquellos hechos de cualquier otro material, por lo que te permitirán almacenarlos en cualquier espacio (estanterías, colgados de techos o paredes, etc.).

Por otro lado, el plástico es más resistente y elástico. Las macetas hechas de cerámica, barro u hormigón se rompen con mucha más facilidad. Por ejemplo, a la hora de colocarlas en un balcón, es recomendable elegir macetas de plástico ya que presentan menos riesgo. También resistirán mejor a mudanzas o cambios de decoración.

Podemos dejar volar nuestra imaginación, ya que existen infinitos colores, formas y decoraciones hechas en plástico. Al ser un material muy moldeable, permite modificarlo con mucha facilidad, por lo que darle una nueva vida es muy sencillo.

A pesar de ser una muy buena opción, las macetas de plástico también presentan algunas desventajas. Una de las más graves es que, ante la exposición prolongada al sol, pueden deformarse por el calor. Además, ese mismo calor puede transmitirse a las plantas, haciendo que se deterioren o mueran si las temperaturas son muy altas. Por otro lado, al ser un material menos tradicional, puede resultar menos atractivo en algunos casos.

Si tienes dudas sobre el reciclaje de macetas o de cualquier otro residuo, consulta con A.I.R-e, el chatbot inteligente sobre reciclaje de Ecoembes.

Fuentes:

https://naturalezatropical.com/ventajas-desventajas-macetas-plasticas/

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar cremas caducadas
Leer más
¿Dónde tirar sprays?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba