¿Dónde tirar los cartones de leche?

cartones de leche

¿Qué son los cartones de leche?

Los cartones de leche o brik de leche, a pesar de ser llamados “cartones”, no están hechos únicamente de este material. Es cierto que es el componente principal del envase, pero también está formado de polietileno y papel aluminio.

Si lo pensamos detenidamente, esto tiene sentido, ya que de esta manera se obtiene un envase más resistente y que preserva mejor el contenido de su interior. De ahí que se use polietileno, un tipo de plástico que sirve para proteger de la humedad, y el papel aluminio, para proteger del oxígeno y la luz y así poder mantener el alimento (en este caso leche).

Estos envases, junto con latas y botellas de plástico, son los que más desechamos en nuestro día a día.

¿Son reciclables?

Sí, ¡los cartones de leche son 100% reciclables!

Tipo de contenedor

¡Ojo! Mucha gente piensa que por estar hecho en su mayor parte de cartón debe de ir al contenedor azul, pero no, deberemos depositarlos en el contenedor amarillo.

¿Por qué? Pues como ya hemos comentado, estos envases tienen polietileno, que es un tipo de plástico, y todos los envases de plástico deben de tirarse al cubo amarillo.

Antes de tirar el brik de leche a su lugar correspondiente, debemos escurrirlo todo lo que podamos e intentar vaciarlo totalmente de leche. Después, podremos tirarlo al contenedor amarillo.

¿Y qué debemos hacer con el tapón de los cartones? Pues también se tiran al contenedor amarillo y se recomienda mantenerlos enroscados.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

Lo primero es separar los briks de leche del resto de residuos en una planta de selección de envases. Después se llevan a una empresa recicladora, donde serán triturados y mezclados con agua para separar las fibras de papel del plástico y del aluminio.

De aquí saldrán dos “productos”, el agua junto con los restos de papel, y por otro lado, los restos de plástico y aluminio.

Con la mezcla de agua y papel, se elimina el agua para dejar solo el papel y reutilizarlo posteriormente.

El polietileno y el aluminio se calientan a altas temperaturas y en ausencia de oxígeno, y gracias la tecnología basada en la pirolisis, ambos también se separan entre sí para poder reutilizar cada uno por su lado.

¿Qué se hace con ello después?

La ventaja de reciclar los briks de leche es que, gracias a las tecnologías que existen a día de hoy, ya es posible separar estos materiales que lo forman y recuperar gran parte de ellos para reutilizarlos.

El aluminio se recupera para hacer lingotes para otras industrias, y con los restos de papel se harán productos de papel y cartón de nuevo.

Como ves, a estos materiales les queda mucha vida por delante si los depositamos en el contenedor amarillo. Para nosotros no supone un gran esfuerzo, pero este pequeño gesto conlleva muchos beneficios para el medioambiente.

Así que, ¿a qué estás esperando para reciclar?

Fuente:

  • www.ecoembes.com
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar cremas caducadas
Leer más
¿Dónde tirar sprays?
Leer más
Dónde tirar macetas de plástico
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba