¿Dónde tirar el bote de lejía?

Dónde tirar el bote de lejía

¿Qué es la lejía?

La lejía es uno de los productos más habituales de limpieza. Se utiliza principalmente como blanqueador y desinfectante; y es que su poder germicida está comprobado, por eso es ampliamente usado en clínicas, hospitales, restaurantes y en los hogares.

En sí, se trata de un compuesto químico disuelto en agua desarrollado en 1787 para blanquear telas. A finales del siglo XIX, Luis Pasteur comprobó su gran poder de desinfección, extendiendo su uso hasta lo que conocemos hoy en día.

Su gran poder desinfectante, también significa que es un producto corrosivo y que debe tratarse con cuidado. Es dañino para la salud y debe manipularse utilizando guantes.

El uso de la lejía es tan común que es importante saber qué hacer con su envase una vez terminado el producto.

¿Es reciclable?

Los envases de lejía generalmente están hechos con plástico PEAD, así que, al igual que los demás termoplásticos ¡son completamente reciclables!

Tipo de contenedor

Una vez vacíos, los botes de lejía deben llevarse al contenedor amarillo, donde podrán reciclarse de forma correcta. Pero, ¿y cuando necesitamos deshacernos de la lejía? Para deshacernos del producto, deberemos almacenarla en un envase y, posteriormente, llevarla al punto limpio.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

El proceso de reciclaje de los botes de lejía es el mismo que para el resto de envases de plástico. En primer lugar se separan los materiales por tipo. También se distribuirán según los colores de los envases, optimizando así el uso de colorantes.

Una vez separado correctamente, comienza el proceso de ruptura y trituración de las piezas hasta conseguir pequeños trozos que faciliten su tratamiento. En este momento se lavarán, secarán y centrifugarán, eliminando todas las impurezas del material. Por último, se homogeneiza para conseguir un color y textura uniforme y ¡listo!

¿Qué se hace con ello después?

Hay multitud de productos que pueden hacerse con los botes de lejía reciclados. Tuberías, mobiliario, textiles, bolsas de plástico… ¡hasta nuevos envases!

Reciclando conseguimos ahorrar energía y materias primas, controlamos los residuos y no contaminamos espacios naturales. Un montón de efectos positivos ¡gracias al reciclaje!

Fuente:

Ecoembes.com

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué tipos de reciclaje existen?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba