Dónde tirar bolsas biodegradables

¿Qué son las bolsas biodegradables? ¿Existen? ¿Por qué son una alternativa sostenible a las bolsas convencionales? ¿Dónde debemos tirarlas? Aunque pueden resultar desconocidas, las bolsas biodegradables existen. Su principal característica es que, a diferencia de las bolsas tradicionales de plástico, se podrán descomponer a través de procesos biológicos realizados por microorganismos como algas, hongos o bacterias. Estas bolsas no tienen derivados del petróleo, están fabricadas de bioplástico, un material que se produce con materias primas como almidón, cereales, patatas, melaza, aceite de soja o caucho vegetal. Ecoembes está investigando el ámbito de los envases sostenibles en este sentido, a través de la práctica del ‘Ecodiseño’ en TheCircularLab.

A diferencia de las bolsas reutilizables o reciclables, que se deben tirar en el contenedor amarillo, las bolsas biodegradables deberán depositarse en el contenedor para residuos orgánicos.

Desde el 1 de julio de 2018 a través de real decreto está prohibida la entrega gratuita de bolsas de plástico en los establecimientos. Este año, 2020, las bolsas de plástico gruesas deben contener al menos 50% de plástico reciclado. A partir del 2021 se prohíben las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras salvo las compostables. Esto ha provocado que las empresas busquen innovar en este aspecto para seguir cubriendo las necesidades de los clientes.

Tipos de bolsas: ¿en qué se diferencian?

Los dos tipos de bolsas respetuosas con el medio ambiente son las bolsas biodegradables y las compostables. La diferencia entre ambas está en el proceso que hace que se descompongan y el tiempo que tardan. Un objeto biodegradable puede ser descompuesto por microorganismos, pero no siempre resultará en abono de calidad, algo que sí cumplen los materiales compostables. Es decir, un objeto biodegradable no siempre será también compostable, pero un producto compostable sí es necesariamente biodegradable.

Bolsas biodegradables

Generalmente están fabricadas con plástico que se descompone y se convierte en nutrientes al entrar en contacto con agua, aire o luz solar. Es común, además, que estén fabricadas a partir de recursos naturales o materiales renovables.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) especifica que una bolsa biodegradable debe cumplir la norma UNE-EN 13432, que define la biodegradabilidad final como: “Descomposición de un compuesto químico orgánico por microorganismos en presencia de oxígeno para dar dióxido de carbono, agua, sales minerales en cualquier elemento presente (mineralización) y nueva biomasa; o bien en ausencia de oxígeno para dar dióxido de carbono, metano, sales minerales y nueva biomasa”.

Bolsas compostables

El compostaje es un proceso a través del cual una materia, al entrar en contacto con el oxígeno, se convierte en un producto rico en compuestos húmicos, en materia orgánica, y, al final del proceso, en abono de calidad. Existen, igual que en el caso de la biodegradabilidad, normativas que validan el compost como abono para uso doméstico o industrial, dependiendo, esencialmente, de la temperatura y el tiempo que se les aplique. Los productos que solo para compostaje industrial son aquellos que compostan solo en instalaciones donde las temperaturas varían entre 55 y 60ºC, por lo que no deben emplearse en el ámbito doméstico.

Existen diferentes sellos que certifican la compostabilidad de los materiales, según cumplan algunas normativas como la Norma Internacional ISO 14855 – determina la biodegradabilidad aeróbica final de materiales plásticos en condiciones de compostaje controladas -, o la Norma Europea EN 14046 – evalúa la biodegradabilidad aeróbica última y de la desintegración de los materiales de envase y de embalaje bajo condiciones controladas de formación de compost-.

Además de estos dos tipos de bolsas, existen las bolsas de plástico reciclado (aquellas bolsas fabricadas con un 70% de plástico reciclado y que tienen un espesor mínimo de 50 micras), de plástico biodegradable, las bolsas de tela o de otros materiales reutilizables más resistentes que permiten su reutilización con más facilidad.

En conjunto, gracias a la innovación y el desarrollo de nuevos materiales, la gestión de residuos es cada día más sostenible y piensa más en el medio ambiente. Las plantas de tratamiento y plantas de compostaje están muy presentes para convertir los objetos que un día fueron muy contaminantes en materia de provecho, dándoles una segunda vida. No obstante, el primer paso es responsabilidad de los ciudadanos, así que, ¡no lo olvides! Elige bolsas biodegradables o reutilizables y deposítalas en el contenedor adecuado.

Si tienes dudas sobre reciclaje, consulta con A.I.R-e, el chatbot inteligente sobre reciclaje de Ecoembes.

 

Fuentes:

https://www.esturirafi.com/2020/02/bolsas-diferencias-entre-biodegradables-compostables-reciclables.html

https://www.rovipackaging.com/blog/2020/01/21/donde-se-tiran-las-bolsas-compostables/

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar la cera de una vela
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba