¿Dónde tirar los paquetes de galletas (blíster y cartón)?

Blister caja de galletas

¿Qué son los paquetes de galletas?

Nos encantan los paquetes de galletas… ¡por su contenido! Las galletas son un alimento que desayunamos, merendamos e incluso cenamos un montón de veces.

Y al igual que existen infinidad de tipos de galletas (con pepitas, con crema, integrales…) no solo en cuanto a sabor, también a forma, existen infinidad de tipos de paquetes. Al ser tan distintos unos de otros, muchas veces el material puede variar. Pero no pasa nada ¡resolvemos tus dudas!

Antes de comenzar, ¿sabías que las galletas son consideradas unos de los primeros alimentos cocinados de la historia? Se han encontrado en yacimientos en Suiza galletas que datan de hace ¡más de seis mil años!

Las primeras galletas eran mucho menos variadas que en la actualidad. Se trataba de pasta de cereales cocida, que por el tamaño permitían ser transportadas con mucha facilidad, por lo que acompañaban a soldados y marineros. Solían mojarse en vino o sopa. Posteriormente, y poco a poco, las galletas se irían sofisticando hasta ser hoy ese alimento que jóvenes y mayores disfrutan.

Sin más dilación, veamos qué hacer con los paquetes de galletas.

¿Se pueden reciclar las cajas de galletas?

Afortunadamente, los paquetes de galletas son completamente reciclables. Recordamos que son envases y desde Ecoembes te animamos a que los deposites en su contenedor correspondiente para ahorrar en energía y materias primas. Además, reciclando evitaremos la acumulación de residuos en vertederos. ¡Cuidemos nuestro planeta!

Los paquetes de galletas más habituales están hechos de uno o dos materiales principales: papel y/o plástico.

El paquete principal es habitualmente de plástico, y en el interior, el que contiene las galletas puede ser un blíster o cartón. En cualquier caso, si ambas cosas son plástico (como el blíster), deberán ir al contenedor amarillo, de envases.

Si se trata de papel o cartón, deberán ir al contenedor azul.

Siempre que se trate de una mezcla de ambas, tratemos de separarlas, para que cada una de ellas pueda tener el proceso de reciclado que le corresponde.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

En el caso del plástico, los materiales se separan, retirando impurezas y clasifican según tipos de plástico. Posteriormente las piezas se trituran en pequeños trozos, lo que facilita el tratamiento. Se lavan a conciencia y posteriormente se homogeneiza la mezcla para poder volver a ser usada en un nuevo proceso productivo.

Por otro lado, el papel tiene un proceso distinto. Al llegar a la planta de reciclaje el papel se pastifica (un proceso por el cual se añaden disolventes para separar las fibras). Esto facilita también la separación de posibles impurezas. Después se lava y se blanquea con diferentes químicos.

¿Qué se hace con ello después?

El plástico podrá dar vida a nuevos envases y otra gran cantidad de productos, como bolsas de la compra, plásticos de burbujas e incluso aislantes.

El papel podrá dar vida a cajas de cereales, de embalaje, libros o papeles. ¡Los materiales pueden tener muchas vidas!

 

Fuentes:

  • http://institutodelagalleta.com/historia.php?cl=2
  • http://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/actualidad/tipos-plastico-segun-su-facilidad-reciclaje_12714/6
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué tipos de reciclaje existen?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba