Dónde tirar antipolillas

Dónde tirar antipolillas

A menudo pueden surgir plagas de polillas en casa. Pueden ser un problema ya que los muebles y la ropa son materiales que sirven de alimento a estos insectos, que aparecen especialmente cuando hay humedad o cuando guardamos ropa o libros durante mucho tiempo sin moverlos, acumulando suciedad.

Estos animales son de la familia de las mariposas y existen más de 150.000 especies conocidas. Aunque pocas de ellas se alimentan de madera u otros materiales domésticos, es común utilizar algunas medidas para combatirlos. Cada polilla adulta es capaz de poner más de 100 huevos de donde sale una larva que se desarrolla durante tres meses mientras que se alimenta de tejidos naturales como la lana, piel, seda o madera. Después se forma el capullo del que sale el insecto adulto que conocemos y que es inofensivo para las prendas.

Por eso es común utilizar algunos productos para eliminar o combatir estas plagas. Pero, ¿dónde tiramos el antipolillas? Generalmente, deberás depositarlo en un punto limpio para que sea gestionado correctamente, pero depende de su composición.

De qué están compuestos los antipolillas

Eliminar las polillas empieza por localizar dónde están escondidas, para poder colocar el antipolillas en esa zona. Además, debemos retirar todo lo que esté almacenado en ese espacio y comprobar los objetos (libros, ropa, etc.) uno a uno para poder retirar todos los restos que pueda haber.

Existen algunas soluciones caseras contra estas plagas. Normalmente, a modo de prevención, se utiliza naftalina (un sólido blanco que se volatiliza fácilmente y se produce naturalmente cuando se queman combustibles).

Al guardar la ropa también se puede rociar con una solución de alcanfor (blanco) en medio vaso de vodka u otro alcohol vegetal. Otra opción es utilizar bolsitas de tela que contengan granos de pimienta negra, flores de lavanda, clavo de olor y hojas de menta secas o de salvia también secas. El aceite de laurel es otra buena solución para rociar en muebles, puertas y demás mobiliario de madera para protegerlo. Algunas hierbas como el romero, menta, tomillo, clavos de olor molidos o flores de lavanda secas también servirán.

En caso de utilizar flores, hierbas o cualquier elemento natural y biodegradable, deberá depositarse, una vez haya cumplido su función, en el contenedor para restos. Si empleas un insecticida o cualquier producto químico, deberá depositarse en un punto limpio.

Si tienes dudas sobre dónde depositar este residuo o cualquier otro, consulta con A.I.R-e, el chatbot inteligente sobre reciclaje de Ecoembes.

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Reciclar sacos de dormir
Leer más
Reciclar sillas de playa
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba