Dónde se tira la arena de gato

donde se tira la arena de gato

La arena de gato no es, a priori, reciclable. Por lo tanto, se debe separar de las heces del animal, colocar la arena sobrante en una bolsa cerrada y tirarla al contenedor gris (el de restos).

Es importante hacer la separación antes de tirarla, ya que de lo contrario se pueden esparcir todo tipo de parásitos y bacterias que conviven en las deposiciones de estos felinos.

Existen palas especiales para separar la arena de las heces depositadas por los gatos, que ayudarán a la hora de reciclar ambos desechos correctamente. Así, se podrá depositar la arena en el contenedor adecuado y los excrementos en el contenedor orgánico.

A pesar de que, en ocasiones, se promueve la práctica de depositar las arenas biodegradables en el retrete, no es un proceso adecuado. Tanto la arena vegetal aglomerante, como pellets absorbentes, con perlas higiénicas de gel de sílice, con granos de maíz, de madera de pino o cáscara de nuez, a pesar de ser solubles, presentan algunos obstáculos.

La arena de gato no debe tirarse nunca por el inodoro ya que de esa manera no se separan los parásitos o bacterias que pueblen las heces, cuyo camino podría acabar en ríos o lagos, contagiando a muchas especies. Por otro lado, aunque esté compuesta por materiales solubles, no son de disolución inmediata, así que pueden causar tapones o atascos en las tuberías.

Tipos de arena de gato

Las arenas más recomendadas son las de origen natural, a base de trigo, maíz, alfalfa o periódicos reciclados. Además de ser más cómodas para los gatos, puesto que no alteran sus sentidos, se descomponen con facilidad y no son tan contaminantes. Aunque cumplen la misma función, las arenas que se componen de sílice o arcilla son más difíciles de reciclar.

Reutilizar la arena de gato

La arena de gato tradicional se puede reutilizar con distintos fines, siempre después de separarla de los excrementos.

  • La arena se puede emplear para cubrir las áreas de la entrada de tu casa o rellenar agujeros en caso de ser bolitas duras de arcilla. Para evitar los olores, se puede mojar la zona después de repartir la arena o utilizar productos anti olores.
  • Otra opción es utilizar la arena, cuando ya no sirve como retrete de los gatos, para matar la hiedra venenosa u otras malezas. En este caso, se debe tener en cuenta que, al no ser un material biodegradable, no debe utilizarse en grandes cantidades y debe retirarse al poco tiempo.

Por otro lado, la arena compuesta de materiales ecológicos o biodegradables, también puede reutilizarse. Del mismo modo, el primer paso siempre será separar los excrementos.

  • La arena formada por bolitas de madera, papel o virutas de pino puede emplearse en hogueras o chimeneas.
  • También se puede mezclar la arena con otros residuos orgánicos para fabricar compost, que se utilizará como abono en jardines o huertos.
  • El proceso para conseguir compost puede hacerse de manera mecánica con una compostera o de manera natural, enterrando los desechos. Si el material de la arena es natural y no contiene sustancias tóxicas, una vez enterrado se descompondrá y dejará paso a tierra fértil sobre la que plantar.

Fuentes:

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Dónde tirar cremas caducadas
Leer más
Dónde tirar bolsas biodegradables
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba