¿Dónde reciclar los juguetes de plástico?

reciclar los juguetes de plástico

La mayoría de juguetes para niños están hechos de plástico. Los plásticos están compuestos por resinas, proteínas y otras sustancias que son fáciles de moldear de manera permanente y, por lo general, se hace a partir de la presión y el calor. Son bastante resistentes al desgaste y además ligeros. Por esto es posible reciclar los juguetes de plástico en su mayor parte.

Es por esta razón que se utilizan para fabricar varios tipos de juguetes. Pero, cuando el juguete ya no es útil lo mejor es compartirlos o reciclarlos si ya no se les puede dar uso. Pero entonces puede surgir la duda: ¿cómo reciclar los juguetes de plástico?

Reutilizar juguetes

Lo primero que debemos tener en cuenta es si los juguetes pueden seguir siendo aprovechados o si están rotos o estropeados. Si tu caso es el primero debemos pensar cómo pueden disfrutarlo otros niños antes de deshacernos de ello.

Por supuesto, una de las mejores opciones es donarlos. Hay multitud de entidades que estarán encantadas de aceptar tus viejos juguetes, ¡habrá montones de niños disfrutándolos de nuevo! Otra opción es regalarlos a familiares y amigos que los vayan a utilizar, seguro que les encantará. Otra, por supuesto, es la posibilidad de ponerlos a la venta, actualmente existen montones de plataformas online donde podemos poner a la venta los juguetes que no utilizamos.

Reciclar los juguetes rotos

Si en cambio están demasiado estropeados, la mejor opción es reciclar los juguetes usados. Como imaginarás, los juguetes de plástico sí son reciclables.¿A qué contenedor vans?

Ojo,  que aunque sean de plástico, no van al contenedor amarillo. Este es un error muy común; los juguetes de plástico deben ir al punto limpio. Si además se trata de juguetes eléctricos, antes de llevarlos al punto limpio es importante quitarle las pilas o baterías: ¡estas deben ir a su propio contenedor! Te mostramos dónde tirar las pilas.

Para poder reciclarlos, los juguetes deben llevarse al punto limpio

Muchos de vosotros probablemente hayáis pensado, ¿por qué no van al contenedor amarillo? La respuesta es sencilla: necesitan un tratamiento bastante específico: no es lo mismo tratar un cochecito de juguete que una botella de refresco, sobre todo por el proceso de trituración, los tipos de plástico y sus características. Además, muchos de ellos suelen llevar otro tipo de piezas, como tornillos, partes metálicas y sistemas electrónicos, que deben tratarse de otra manera.

Por ello, debes depositarlos en el punto limpio, ya que si no lo haces pueden terminar en vertederos, y esto es muy poco apropiado, ya que se acumulan alterando el medio, no se reaprovechan las materias primas de los juguetes reciclados y además, muchos de ellos -especialmente los juguetes eléctricos- pueden soltar sustancias dañinas y nocivas.

¿Cómo es el proceso de reciclado de los juguetes?

Una vez en las plantas de reciclaje se desmontan y se separan los contenidos metálicos de los plásticos. También se separan según tipos de plástico y color, para optimizar el uso de colorantes. Se trituran, se lavan en profundidad y se llevan a plantas de fundición.

Después de este proceso, el plástico de lo que antes fueron juguetes puede utilizarse para fabricar textiles, tuberías, mobiliario urbano, bolsas de plástico o nuevos juguetes hechos con material reciclado.

Recuerda que lo que puede parecer viejo, roto o inservible, puede tener otras muchas vidas, tanto en otros hogares, como formando nuevos productos.

Fuentes:

  • http://www.juguetes.es/reciclar-juguetes/
Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué es exactamente el PET?
Leer más
¿Qué tipos de reciclaje existen?
Leer más
¿Dónde tirar el aceite usado?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba