Cuatro tejidos sostenibles para consumidores responsables

tejidos-sostenibles-imagen copia

Los usuarios demandan constantemente la responsabilidad medioambiental de las marcas, lo que obliga a todos los sectores a adaptarse a un mundo que busca su sostenibilidad. Queremos coches menos contaminantes, reformamos pisos para que sean eficientes, reutilizamos materiales… y compramos ropa fabricada de manera respetuosa con el medioambiente. Pero ¿de qué está hecha esa ropa? 

¿Qué es un tejido sostenible? 

Para poder hablar sobre materiales sostenibles empleados en la fabricación de prendas de vestir primero debemos conocer qué es un tejido sostenible. Los textiles sostenibles son aquellos tejidos que han sido creados a través de prácticas responsables con el medioambiente y las personas. Además, disminuyen los efectos negativos que pueden afectar al entorno durante la fase de producción sin que por ello se vea afectada la calidad de las prendas. 

Para catalogar un tejido como sostenible hay que tener presente que, además del tejido en sí, debemos tener en cuenta otros componentes como el tinte u otros materiales empleados en el proceso de fabricación. Aunque la sostenibilidad de las prendas depende de muchos factores, existen diferentes alternativas que cumplen con procesos productivos justos y circulares. 

En el entorno de la sostenibilidad textil nacen los diseñadores sostenibles, que persiguen el objetivo de crear un comercio justo con el medioambiente de acuerdo con principios de sostenibilidad económica, social y ecológica. 

Tipos de tejidos sostenibles 

Algodón orgánico 

En primer lugar, hablaremos del principal textil ecológico, que, como no puede ser de otra manera, es el algodón orgánico, pese a que representa solamente un 1% de la producción textil de algodón mundial. El algodón orgánico es aquel que durante el proceso de cultivo no utiliza ningún tipo de sustancia tóxica como pesticidas, insecticidas o fertilizantes. Debido a que no se somete a un tratamiento con productos químicos, la tela de algodón orgánico es más resistente y duradera. Además, las semillas utilizadas durante su cultivo no son transgénicas. 

Lino 

Otro ejemplo es el lino. Este tipo de textil es una materia transpirable que permite fabricar prendas estructuradas. Puede lavarse en una lavadora convencional, aunque, por otra parte, se arruga fácilmente. Debido a que está principalmente compuesto de celulosa, este tejido puede absorber hasta un 20% de agua sin llegar a estar húmedo. Por este motivo, absorbe bien el sudor sin adherirse al cuerpo y evapora el agua rápidamente, lo que transmite una sensación de prenda fresca. 

Cáñamo 

En tercer lugar, tenemos el cáñamo, el cual necesita de poca cantidad de agua para su crecimiento, y no requiere de pesticidas en el proceso de cultivo. Supone una alternativa al algodón, ya que es un material de gran resistencia que suele durar en el tiempo, fácil y ligero de llevar. 

Poliéster reciclado 

Por último, otra alternativa es el poliéster reciclado, un material textil con las mismas cualidades técnicas que cualquier otro tipo de poliéster virgen. La principal diferencia es que se obtiene a partir de materiales reciclados, lo que se traduce en un menor impacto medioambiental durante su fabricación. Algunas de las ventajas respecto al poliéster virgen en el proceso de fabricación y uso son la reutilización de materiales ya existentes, una emisión de un 75% menos de CO2 y que no es necesario emplear petróleo nuevo. Otra razón para elegir utilizar este tipo de material es el buen acabado que ofrece tras su estampación digital. 

Fuentes:

https://blogs.imf-formacion.com/blog/mba/materiales-sostenibles-textil/

https://waixo.com/poliester-reciclado/

https://comoserminimalista.com/tejidos-sostenibles/

Categorías
Volver a las noticias

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba