Punto limpio

¿Qué es el punto limpio?

Los puntos limpios son esos impresionantes lugares donde podemos encontrar una infinidad de tipos de residuos. Se recogen y almacenan temporalmente de forma separada porque podrían ser grandes o peligrosos si se arrojasen en los contenedores convencionales. Los principales tipos son:

  • Los puntos limpios fijos son aquellos que, aun teniendo dimensiones diferentes, se encuentran en zonas no centrales de los municipios.
  • Los mini puntos limpios o puntos limpios de barrio se ubican en zonas más cercanas al usuario, para que puedan hacer mayor uso de ellos. Al ser más pequeños, no pueden aportar los mismos servicios que los primeros.
  • Los puntos limpios móviles son servicios dados por un vehículo de recogida con compartimentos para los distintos residuos, para ofrecer, normalmente, servicio a zonas pequeñas.

Punto limpio más cercano a mi ubicación

Siempre hay algún punto limpio cerca, pero ¿cómo saber dónde están? Para ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desarrollado un buscador donde se pueden consultar los puntos limpios de todo el país.

Normativa puntos limpios

Los puntos limpios deben seguir una normativa clara, que ayuda a controlar los residuos que allí se depositan y facilitar tanto la labor de los trabajadores como el papel de los usuarios.

  • Fácil acceso a las instalaciones. Los puntos limpios deben ser reconocibles desde el exterior, contar con horarios amplios y ser de acceso fácil para poder descargar los residuos más voluminosos.
  • Estar en buen estado. Los centros deben mantenerse limpios, sin restos en el suelo. Además, los contenedores deben estar correctamente identificados.
  • Debe haber alguien que ayude a los usuarios. Un técnico que informe sobre el proceso para depositar los residuos y pueda dar instrucciones.
  • Recoger los residuos sin coste. Los puntos limpios aceptan todo tipo de residuos, siempre que sean de origen doméstico, y no deben cobrar nada a los usuarios.

Además, en el caso de los residuos electrónicos, los puntos limpios deberían cumplir a rajatabla con la normativa del Real Decreto 110/2015 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

  • El primer paso debe ser preguntar si los aparatos aún funcionan, para priorizar la reutilización. Después, si finalmente se depositan como residuo, deben almacenarse en una zona reservada para ellos, etiquetados debidamente.
  • Tener una báscula para pesar todos los residuos que entran y salen del punto limpio, de manera que puedan registrar todos los datos sobre los mismos.
  • Entregar un justificante de entrega al usuario.
  • Ser cuidadosos en la gestión de los residuos para evitar que se rompan, ya que eso dificultaría el reciclado de sus componentes e incluso podría provocar la emisión de gases tóxicos.
  • Controlar el acceso a la zona de almacenamiento de estos residuos para evitar robos.

¿Qué hay que llevar al punto limpio?

En esencia, se trata de tirar aquí todo aquello que no pueda tirarse en contenedores convencionales. Los puntos limpios sólo admiten residuos generados por particulares y no de origen industrial.

Algunos de los materiales que pueden llevarse son pilas, todo tipo de baterías, electrodomésticos, restos de pintura, aceites (tanto de cocina como de motor), halógenos o lamparas fluorescentes, muebles y objetos voluminosos, aerosoles y productos químicos, medicamentos, escombros, chatarra, colchones, termómetros o radiografías entre otras.

A la entrada de los puntos limpios, un operario nos dará toda la información necesaria para realizar el deposito de cada uno de los residuos correctamente.

Errores más comunes

Ha de tenerse en cuenta que no todos los puntos limpios aceptan los mismos objetos, así que lo mejor es informarse. Puedes buscar la información en el ayuntamiento o acercarte a tu punto limpio más cercano para comprobarlo.

Algunos de los materiales que no se admiten en los puntos limpios son: residuos orgánicos, materiales radioactivos, residuos infecciosos, neumáticos, materiales explosivos, residuos sin identificar o sin segregar. ¡A tener en cuenta!

Curiosidades

En la actualidad existen en España puntos limpios tanto fijos como móviles, aunque no se distribuyen de manera uniforme. Existen 1.739 puntos limpios fijos en España, y 189 móviles, siendo y Cataluña en primer lugar, y en segundo Castilla la Mancha, las comunidades autónomas que más poseen. El ratio medio en toda España de Puntos Limpios totales es de 24.445 habitantes por punto limpio.

El flujo más significativo en peso de desechos en los puntos limpios pertenece a los escombros, y en las ciudades, la aportación es menor por habitante en comparación que en otros lugares.

Proceso de reciclaje

Los puntos limpios han pasado a ser un importante elemento en las cadenas de reciclado de distintas corrientes de residuos, y recientemente considerados como instrumentos para realizar acciones de prevención y puntos de formación y concienciación ambiental.

La mayor parte de los residuos que se recogen se trasladan a instalaciones de reciclaje ya existentes. Los demás, aquellos que no se pueden reciclare, son tratados o eliminados de la manera más adecuada posible en las instalaciones de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Qué objetos se reciclan en el punto limpio

Muebles
Muebles
Móviles
Móviles
Electrodomésticos
Electrodomésticos
Ordenadores y similares
Ordenadores y similares
CDs y unidades de almacenamiento
CDs y unidades de almacenamiento
Pilas y baterías
Pilas y baterías
Espejos
Espejos
Cartuchos de tinta e impresoras
Cartuchos de tinta e impresoras
Cámara de fotos
Cámara de fotos

¿Dónde encontrar puntos limpios fijos y móviles?

Para encontrar puntos limpios en tu zona, puedes consultar en tu ayuntamiento o en su página web para encontrar tanto los fijos como los móviles. También puedes echarle un vistazo al buscador de la OCU (Órgano de Consumidores y Usuarios). Inserta la provincia y población y encuentra tu punto limpio más cercano.

¿Dónde encontrar puntos limpios fijos y móviles?