¿Cómo se recicla el plástico?

¿Cómo se recicla el plástico?

¿Qué es el plástico?

El plástico es uno de los materiales que más inundan nuestro día a día. Lo utilizamos para envasar todo tipo de productos, en la ropa, móviles, muebles o coches. Este uso tan extendido es debido a la gran versatilidad de este material: algunos son transparentes, otros resistentes a la corrosión y la mayoría tienen propiedades de aislamiento térmico y eléctrico.

Pero, ¿de qué se compone el plástico? Por lo general, se trata de polímeros de resinas y sustancias que provienen del petróleo que se moldean a partir de la presión y el calor. Dependiendo de su procedencia estos pueden ser naturales, si se obtienen directamente de materias primas vegetales, o sintéticos, elaborados a partir de compuestos derivados del petróleo, el gas natural o el carbón. Según esta composición, podemos encontrar diversos tipos de plástico: PET, PEAD, PVC, PEBD, PP, PS, etc.

Como ya hemos visto, el plástico tiene grandes ventajas durante su vida útil, pero, una vez se convierte en desechos, ¿qué debemos hacer con ellos?

¿Es reciclable?

En términos generales, los plásticos sí son reciclables y los encontramos en un gran número de envases del día a día: botellas y envases, bolsas, tarrinas, bandejas, etc. ¡Tu labor para su reciclaje es importantísima!

Existen algunas excepciones que hacen que algunos plásticos no puedan ser reciclados. ¿Qué tipos de plásticos no se reciclan? Aquellos mezclados con otros materiales difícilmente separables, plásticos muy degradados por las condiciones atmosféricas o aquellos muy pigmentados, es decir, aquellos que incorporan ciertos colorantes en su composición que modifican al propio plástico.

¿Cómo es el proceso de reciclado?

El proceso de reciclado del plástico comienza en los contenedores amarillos. Es en este contenedor donde debemos depositar nuestros envases para, así, poder transportarlos a las plantas de selección.

En estas, se separan en primer lugar los materiales y se clasifican por colores, optimizando así el uso de colorantes. Las piezas se rompen y trituran en pequeños trocitos, conocido como granza, para facilitar el tratamiento.

Tras este proceso se lavan, cubriendo los trozos con agua y dejando que las impurezas más densas queden abajo. Se seca y centrifuga para eliminar otras impurezas que hayan podido quedar y se homogeneiza con un proceso mecánico para lograr un color y textura uniforme.

Después vuelve a depurarse el material, dándole la forma y el color demandado para pasar por los respectivos controles de calidad.

¿Qué se hace con ello después?

La mayoría del plástico se destina a la fabricación de nuevos envases, embalajes, aparatos electrónicos u otros productos. Otros se destinan a fibras (moquetas o ropa) y la menor parte a fleje (precintos).

¿Cómo tener un consumo responsable con el plástico? Reduce su consumo, reutilízalo siempre que sea posible y, finalmente, recíclalo.

Fuentes:

https://www.plasticseurope.org/es/about-plastics/what-are-plastics

https://www.ecoembes.com/es/ciudadanos/envases-y-proceso-reciclaje/como-funciona-el-proceso-de-reciclaje

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué tipos de reciclaje existen?
Leer más
Cómo podemos reciclar el PET
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba