Cómo reciclar una cesta de mimbre

como reciclar una canasta de mimbre

El mimbre es un material procedente de un arbusto de la familia de los sauces. Para tejer canastas de esta fibra se utilizan las ramas y el tallo, ya sean enteras o en fragmentos. Este tipo de material se puede reciclar fácilmente, al ser orgánico y biodegradable, solo hay que depositarlo en un punto limpio para su posterior procesamiento.

El origen de las cestas de mimbre

El arte con mimbre se popularizó desde épocas antiguas hasta el siglo XVIII, para luego volver con fuerza a principios del XX.

Así, el cultivo de mimbre ha sido objeto de interés durante siglos. Desde las primeras generaciones, pasando por Egipto, Roma y otras muchas civilizaciones. Durante muchos años, los cestos fueron el medio de transporte para las mercancías con las que comerciaban los distintos pueblos. Para construir dichos cestos, el mimbre se alzó como el material más válido.

El material virgen se recogía en bosques, riberas de lagos o ríos y otros espacios naturales, sin ser cultivado de manera específica. Con el tiempo, el aumento de demanda provocó que dichos cultivos comenzaran a existir y expandirse. A principios de s.XX, existían plantaciones de mimbre por toda Europa. En Francia, por ejemplo, se habían plantado en 1909 más de 100.000 hectáreas de mimbre. A mediados de siglo volvió a decaer su popularidad, por el auge de los materiales sintéticos en contraposición a los naturales.

El mimbre es un material ligero, fácil de trabajar y resistente, cualidades que lo convierten en asequible, fácil de trasladar e ideal para construir algunos objetos. Es común encontrar construcciones en combinación con otros materiales más duros y robustos para patios o lugares exteriores, en los que la resistencia es clave. A pesar de sus beneficios, hay muy pocos países donde el cultivo de este arbusto y su posterior tejido para crear cestos u otros objetos sea realmente popular a día de hoy.

Cómo reciclar una canasta de mimbre

Las ramas de árbol son perfectamente reciclables. Se trata de un material biodegradable y que utiliza muy poca energía. Para reciclarlo solo hay que saber dónde tirarlo. La respuesta correcta es que estos desechos deben tirarse en un punto limpio.

Aunque su origen natural puede sugerir que se deba tratar esta basura como residuos orgánicos y depositarlos en el contenedor marrón, ese no es el caso. Solo los restos de tierra y hojas pueden acabar ahí, mientras que las ramas deberán tirarse en un punto limpio de los muchos que están disponibles a lo largo del país.

Tirar madera en los contenedores habituales no solo es incorrecto, sino que además supone un riesgo a la hora de completar el proceso de reciclado. Pueden mezclarse con otros materiales, dificultado todo el procedimiento e incluso causando atascos, averías o incendios.

Decorar cestas de mimbre

Las manualidades con mimbre son muy comunes, fáciles y vistosas. Desde cestas decoradas a cualquier elemento que pueda construirse con unas fibras flexibles y resistentes, ¡deja volar tu imaginación!

Categorías
Volver a las noticias

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba