¿Cómo podemos reutilizar las tazas mal sublimadas?

reutilizar las tazas mal sublimadas

Reutilizar las tazas mal sublimadas es muy sencillo. Si te dedicas a sublimar tazas por trabajo o afición, bien sabes que el proceso de impresión puede fallar y mostrar errores visibles en el diseño o en los colores del producto. Si no conoces en qué consiste este proceso, te lo resumimos: personalizar una taza con el diseño digital que tú quieras.

Es probable que en casa tengas tazas con una impresión descolorida o borrosa, eso significa que se han sublimado de modo incorrecto o que la tinta es de baja calidad. Sea cual sea el caso, al notar algún defecto en tu taza evita pensar que ya no sirve. Tienes que saber que merece un mejor destino que el contenedor de la basura o el sitio más escondido de la alacena. Y, lo más importante: al reutilizarla evitas generar un residuo más para el planeta.

Te daremos algunas soluciones para que puedas reciclarlas y darle otra oportunidad, tanto en tu hogar como en el de tu familia o amigos.

Borra la impresión manualmente

Al notar un error en la sublimación, una opción para revertirlo, es borrar el diseño por completo y, luego, realizar una nueva impresión.

Para llevar a cabo este procedimiento, necesitarás diluyente de pintura o aguarras y una estopa, ambos materiales que puedes conseguir en la ferretería o en las tiendas de hogar y construcción.

Los pasos que debes seguir son:

  • 1. Pasa la estopa sobre la impresión, de forma circular y sin presionar fuerte.
  • 2. Coloca el diluyente en un trapo y apóyalo en la impresión.
  • 3. Deja reposar la taza tres horas.
  • 4. Coloca la taza en el horno máximo dos minutos a temperatura media (¡No te pases!). Esto hará que la resina se reafirme.
  • 5. Deja enfriar la taza y desinfectarla con alcohol desnaturalizado.
  • 6. Puedes volver a sublimar la taza.

Convierte la taza en objetos decorativos

Hay ocasiones en las que no tiene arreglo o bien puede resultar un proceso engorroso. En este caso, recomendamos apelar a la creatividad e imaginación.

¿No se te ocurre cómo? Te mostraremos cinco ideas para inspirarte, que además te sorprenderán por su originalidad y bajo coste.

1. Rediseña una taza con rotuladores y pintura

Puedes pintar la taza por completo o dibujarla con las formas que más te gusten. Aunque es una manualidad sencilla, necesitarás disponer de un material apto para una superficie de cerámica: rotuladores, pinturas, pinceles y punzones.

Si eliges pintar toda la taza con acrílicos, ten en cuenta que tendrás que conseguir pinceles. Si además quieres hacerle puntillismo, también necesitarás punzones.

2. Haz de una taza un pequeño macetero

Puedes colocar directamente la planta con su maceta, o transplantarla desde la raíz. Eso sí, ten cuidado de colocarla bien. Si quieres reproducir tu planta favorita, puedes colocarle la tierra de abono y luego una semilla de la especie elegida.

¡Ten cuidado! Es importante que la planta sea pequeña ya que la raíz tiene un espacio reducido en el cual crecer. Los cactus, por ejemplo, son ideales por su tamaño y los pocos cuidados que requieren.

3. Cultiva hierbas aromáticas en una taza

El clima invernal es ideal para infusiones y comidas calientes. Y qué mejor que cultivarlas en tu propia casa y tenerlas frescas para su uso. Solo tienes que colocar dentro de la taza la tierra junto a la semilla de tu hierba preferida. Recuerda regarla periódicamente.

4. Crea un ambiente tranquilo con una vela

Si te gusta que tu casa huela bien, puedes hacer tus propias velas aromáticas dentro de una taza. Si no has hecho una nunca, necesitarás comprar cera GV-35, colorante para velas, esencia aromática (jazmín, lavanda, rosa mosqueta) y mecha encerada.

¿Es difícil hacer velas en casa? ¡Para nada! Verás que es una actividad sencilla, pero que requiere paciencia y atención. A continuación, te explicamos el paso a paso:

  • 1. Funde la cera a fuego suave hasta que quede líquida. ¡Evita quemarla!
  • 2. Añade el colorante y mezcla lentamente para evitar burbujas.
  • 3. Coloca unas gotas de la esencia aromática y revuelve.
  • 4. Pon la mecha encerada dentro de la taza.
  • 5. Vierte la cera sin llegar al borde, sosteniendo la punta de la mecha.
  • 6. Deja enfriar.

5. Organiza tu costurero

Si te dedicas a actividades de costura, esta opción puede ayudarte a mantener tu espacio de trabajo ordenado. Debes colocar dentro de la taza un cojín mullido y luego ir pinchando los alfileres y las agujas.

Ahora que has visto que una taza puede ser algo más que nuestra proveedora de café diario: ¿Qué idea te animas a llevar a cabo? En vez de dar por perdida la taza, puedes ganar un nuevo objeto para decorar y darle un toque único al ambiente de tu casa.

¡Pon a volar tu imaginación de manera consciente y sostenible!

Fuentes:

110 ideas de reciclado de tazas

Si cometiste un error en la ‪sublimación‬ de tazas, es posible reciclarlas.

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué es Ecoembes y cómo funciona?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba