Basura espacial, ¿supone una amenaza? 

¿Qué es la basura espacial?

La basura espacial, o desechos espaciales, son cualquier pieza de maquinaria o desechos dejados por los humanos en el espacio . Puede referirse a objetos grandes, como satélites muertos que fallaron o quedaron en órbita al final de su misión. También puede referirse a cosas más pequeñas, como pedazos de escombros o manchas de pintura que se han caído de un cohete.

¿Suponen un problema real?

Cuando hablamos del espacio, tendemos a imaginarnos naves espaciales, satélites y cohetes; pero, ¿alguna vez habías pensado en los desechos que estos producen? ¿A dónde van a parar los residuos de las misiones espaciales? La basura espacial es todo aquel residuo arrojado y abandonado en el espacio por el ser humano. Este desecho se ha originado en la Tierra y puede ser de muy variados tamaños, desde el de una gota de lluvia, como el del volumen de un vehículo o el de, incluso, un satélite. 

Estos desechos viajan a grandes velocidades y permanecen alrededor de la atmósfera de la Tierra durante muchos años hasta que consiguen descomponerse, estallar, chocar contra otros elementos o, salirse de órbita. 

¿Desde cuándo existe la basura espacial

No fue hasta finales de la década de los 50 cuando el hombre comenzó a lanzar cohetes y naves al espacio. En ese momento nadie se preguntó qué pasaría con ellos cuando terminaran su vida útil. 

En la actualidad, alrededor de nuestra órbita y la de otros planetas existen pedazos y restos que suponen una situación peligrosa tanto para las comunicaciones en la tierra como para las misiones que están en curso. 

Tipos de basura espacial 

La Agencia Española Europea divide los restos espaciales en tres tipos: 

  1. Carga de utilidad. Son aquellas partes de satélites que quedan tras haber colisionado o resultado de su deterioro físico por el paso del tiempo. 
  1. Cohetes. Restos físicos de misiones realizadas en el pasado que, también han sido resultado de colisiones o de deterioros por el paso de los años. 
  1. Objetos que se pierden en las misiones. Es el caso de cables, herramientas, tornillos, entre otros. 

Existe otro tipo de clasificación debido al volumen  de la basura espacial

  1. Medidas inferiores a 1 centímetro. Se estima que existe un gran número de fragmentos de este tamaño y que la mayor parte son difíciles o imposibles de encontrar. 
  1. Medidas comprendidas entre 1 y 10 centímetros. Su tamaño puede ser desde el de una canica hasta el de una pelota de tenis. 
  1. Medidas superiores a 10 cm. En este apartado se encuentran, objetos y herramientas perdidas en misiones realizadas con anterioridad o, incluso, satélites perdidos y fuera de servicio. 

Causas de la basura espacial 

La basura espacial se origina por: 

  1. Satélites inactivos. Cuando se agotan las baterías o se averían, estos quedan flotando sin rumbo por el espacio. Al principio, se pensaba que se destruirían en la reentrada, pero en órbitas altas se ha descubierto que esto no podría llegar a ocurrir. 
  1. Herramientas perdidas. Existen partes del equipamiento que se pierden por el espacio. En 2008, al astronauta Stefanyshyn-Piper se le escapó una caja de herramientas. Un año después, se desintegró al entrar en contacto con la atmósfera. 
  1. Fases o etapas de los cohetes.  
  1. Armamento. En las décadas de los 60 y 70, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética realizaban pruebas con armamento antisatélite.  

Repercusión de los desechos espaciales 

Los mayores riesgos son por las partes más diminutas. Los micrometeoritos como restos de pintura o gotas de anticongelante sólido pueden llegar a dañar las placas solares de satélites que en la actualidad están operativos. 

Existen, además, restos de combustible solidificado por el espacio que corren el riesgo de inflamarse. En caso de que ocurriera, la consecuencia sería el esparcimiento de contaminantes alrededor de la atmósfera. 

Algunos satélites están equipados con pilas nucleares, con materiales altamente radioactivos, que podrían contaminar mucho la Tierra si volvieran a ella. 

En cualquier caso, la mayoría de la basura espacial, al entrar en la atmósfera se deshace debido al calor, y es extremadamente difícil que la entrada de fragmentos que causen daños notables. 

¿Qué soluciones existen contra la contaminación espacial? 

La solución principal sería no producir basura de este tipo. Es cierto que ya se han empezado a utilizar los escudos Whipple, caracterizados por poseer una capa exterior que protege las paredes de la nave contra impactos. 

Algunas otras resoluciones: 

  1. Variación de la órbita. 
  1. Autodestruir el satélite. Consiste en programar el satélite para que, una vez finalizada su misión pueda destruirse al llegar a la atmósfera. 
  1. Eliminar del satélite sus fuentes de energía para que se reduzcan los riesgos de explosiones. 
  1. Reutilizar aquellos cohetes que regresan en buen estado a la superficie. 
  1. Detener los fragmentos mediante la utilización de un láser. 

Desechos espaciales convertidos en artículos sostenibles 

En 2018, un artista de origen holandés, con la ayuda de la NASA y el apoyo de la Agencia Espacial Europea, buscó la manera de que estos desechos se convirtieran en artículos sostenibles y presentó un Laboratorio de Basura del Espacio. 

¿Te ha parecido interesante? Como has podido ver, el ser humano ha estado ensuciando el espacio desde que lo comenzó a explorar. Esperemos que crezca la concienciación para que todas las misiones espaciales incluyan sistemas para recuperar todos los desechos. 

Fuentes: 

Contaminación espacial, ¿contaminación lejana?  

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
Cómo reciclar la basura en el hogar
Leer más
¿Qué es la movilidad sostenible? 
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba